Psicólogo clínico, psicoterapeuta e hipnoterapeuta en Benidorm y Denia


Presentación

Soy psicólogo clínico, psicoterapeuta e hipnoterapeuta. Mi número de colegiado es CV-02257.
Desde hace 27 años, trato problemas psicológicos para adultos. Mi orientación psicoterapeuta es ecléctica, aunque soy especialista en "Psicoterapia Dinámica Breve" (enfoque fundamental para entender y tratar los trastornos emocionales) y soy miembro de la "Sociedad Hipnológica Científica".
En el desempeño de mi trabajo, hablo castellano, valenciano, francés e inglés.

Perfil


  • Especialista en Psicoterapia Dinámica Breve: enfoque fundamental para entender y tratar los trastornos emocionales. Estudios realizados en el Instituto Español de Psicoterapia Breve.
  • Especialista en Hipnosis Clínica. Método que me ha permitido aplicar en terapia un enfoque hipnoterapéutico integrativo o ecléctico. La hipnoterapia se ha convertido en un modelo de psicoterapia que integra las ideas más importantes de los distintos enfoques psicoterapéuticos que han alcanzado mayor crédito (la psicoterapia psicoanalítica, la orientación cognitiva-conductual, la sistémica y la psicoterapia interpersonal).
  • Miembro de la Sociedad Hipnológica Científica.
  • Licenciado en Antroplogía por la Universidad Miguel Hernandez de Elche. 

Servicios

Tratamientos psicológicos individuales para adultos.

Trato los problemas psicológicos derivados de desavenencias o conflictos personales y de eventos estresantes tales como pérdidas o accidentes. Problemas que con el tiempo y ante ciertas circunstancias se pueden convertir en trastornos psicológicos propiamente dichos, como son las enfermedades psicosomáticas, las depresiones, los diferentes tipos de ansiedades, las fobias, los trastornos obsesivos, la bulimia, la tartamudez, las disfunciones sexuales, el insomnio, la timidez,...

Localización

No dude en contactar conmigo o visitarme en mis clínicas de Benidorm o Denia

Clínica en Benidorm:​
Avenida de Nicaragua, 5 – 6 E
(Ed. Torre Saranova I)
03502 BENIDORM (Alicante)

Clínica en Denia:
Partida Madrigueras Sud, 14
03700 DENIA (Alicante)

E-mail:

Teléfono:
600 714 594


Puede ponerse en contacto conmigo a través del formulario de contacto


José Cano Devesa
Psicólogo en Benidorm y Denia
José Cano Devesa dama en terapia
Puedo ayudarle a resolver problemas de: 

Orientación ecléctica


Orientación que tiene en cuenta  todos los enfoques y paradigmas psicoterapéuticos, mejor dicho los engloba todos.
En la visión ecléctica cada caso es único, cada persona es única. A veces, se hace necesario ir a buscar un trauma, ya sea reciente o remoto, otras veces será preferible contornear dicho trauma para adaptarse a una nueva vida.
Contrariamente a la creencia popular, explicar la causa del trastorno no siempre ayuda. Tratamos con algo que dentro de nosotros se ha automatizado, automatismo que nos hace sufrir, automatismo que a veces hay que tratarlo como un trauma y otras veces como un simple hábito.

Enfoque dinámico


El enfoque dinámico pone el acento en las experiencias pasadas o presentes que condicionan nuestra conducta. Experiencias que nos hacen vivir el presente en función de esa experiencia que ha quedado grabada en nuestra mente en un plano inconsciente.
En el enfoque dinámico, las emociones (miedos, dolor, tristeza,...) y los sentimientos juegan un papel fundamental porque los efectos y emociones son el leguaje de nuestro interior.

Timidez


La timidez es un rasgo de personalidad. La persona tímida también sufrirá fobia social o falta de habilidades sociales. El concepto de timidez se centra en el temor a manifestar y aceptar los sentimientos de uno mismo. El temor a ser juzgado o la vergüenza son las emociones predominantes en el tímido.
En el tímido siempre hay una causa inicial, bien sea una causa educacional o un hecho traumático. Todos poseemos un cierto grado de timidez, ello es consustancial al ser humano. Todos nos reservamos parte de nuestras emociones y sentimientos.Solo cuando los síntomas son exagerados, decimos qie la persona padece timidez; una vergüenza que te impide desemvolverte en la vida.
Muchos, para vencer la timidez, pueden optr por cursos de habilidades sociales. En tal caso pueden mejorar la relación con los demás, pero no tanto por lo que hayan podido aprenderen cuanto a técnicas o habilidades sociales, sino por la oportunidad de poder expresarse en el grupo. En tal caso, el grupo ha servido para abrirse y acercarse a los demás.
Pero el verdadero tratamiento de la timidez radica en la aceptación del propio sentimiento hacia los demás. Las habilidades sociales no son algo que se aprende de modo "académico" sino, igual que los niños aprender a jugar de forma natural al interactuar sin miedo con los demás. De como aceptamos, o incluso nos permitimos manifestar, lo que sentimos hacia los demás en un momento concreto.

Disfunciones sexuales


En las disfunciones sexuales existen dos causas principales. Una guarda relación con el tipo de educación, es decir, el significado del impulso sexual aprendido en la infancia, el cual condicionará nuestras relaciones sexuales. La otra causa principal es la derivada de los conflictos emocionales con las parejas. Cualquier conflicto emocional con la pareja afectará la actividad sexual.

Trastornos obsesivos


Los trastornos obsesivos se presentan con diferentes grados de gravedad, pero todos responden a una misma causa: defenderse de los propios sentimientos, de los sentimientos que profesamos hacia los demás.
Será difícil percatarse de la causa, porque las obsesiones, ya sean compulsiones o ideas, simbolizan esos efectos que no podemos manifestar.
Uno puede lavarse las manos sin parar, verse forzado a verificar si la puerta está cerrada, no parar de pensar en un supuesto peligro o repetir constantemente cualquier tipo de ritual, pero todo ello no significa más que la costumbre adquirida de vivenciar o manifestar sentimientos en relación con los demás.

Tartamudez


En la tartamudez resulta imprescindible tratar el conflicto emocional que causó y sigue causando el trastorno, incluso si dicha causa tuvo lugar hace mucho tiempo.
El tartamudo puede acudir al logopeda, con ello podrá mejorar su fluidez verbal pero no podrá lograr erradicar totalmente el problema. El problema se supera cuando se trata la dificultad emocional que subyace al trastorno.

Obesidad


La obesidad tiene un importante componente emocional.
Se puede trabajar sobre los hábitos alimentarios pero, hoy en día, todos sabemos cuales son los alimentos apropiados para no engordar; por eso, cuando la obesidad persiste, hay que encontrar y tratar la causa psicológica. El ser humano utiliza la alimentación para muchas cosas, no solo para alimentarse.

Insomnio


De todos es sabido que cuando los problemas se llevan a la cama, estos impiden conciliar el sueño. Con el tiempo, el temor a no poder dormir se convierte en la causa del insomnio.

Bulimia


Cuando un joven adulto adulto sufre la bulimia no debemos pensar en un simple capricho, no solamente se trata de una obsesión por no querer engordar. En tal obsesión subyace un problema emocional o, mejor dicho, un problema afectivo. Cada vez que algo recuerda dicho conflicto, surge el impulso a realizar el proceso bulímico.
La bulimia es una moda cultural, pero una moda cultural utilizada para hacer frente a ese tipo de conflicto afectivo. Así en otros tiempos y en otras culturas se ha hecho y se hace frente de otros modos.

Ansiedad


Estar ansioso, nervioso o angustiado son matices de como experimentamos la ansiedad. No me refiero al hábito de hacer las cosas deprisa y corriendo (que también requiere tratamiento) sino al verdadero estado de ansiedad, tales como la ansiedad generalizada y el trastorno de angustia. Este último merece una especial atención por su alto índice de prevalencia.
El trastorno de angustia se sufre con costantes crisis de ansiedad o ataques de pánico. Si no se trata a tiempo, se tiende a buscar refugio en la medicación, medicación que puede acompañarnos a los largo de los años.
El trastorno tiene su inicio en una primera crisis de angustia debido a una causa específica, sin embargo, en la mayoría de los casos, los pacientes no logran conocer y determinar dicha causa, con lo cual, en primer lugar recurren al médico. La medicación puede ser recomendable en los casos que los síntomas sean exacerbados, pero que ello no impida el proceso psicoterapéutico.
  

Depresión


Estar deprimido (o simplemente desanimado) es lo más parecido a estar atrapado en una situación que nos impide saber como resolver un conflicto y, en consecuencia, no saber como liberarnos del dolor.
Es un estado en el que nos vemos incapaces de resolver un problema que, en la mayoría de los casos, es solucionado con otra u otras personas. Cuando no sabemos como se ha iniciado dicho problema, esto deriva en trastorno que, con el tiempo lo entendemos como enfermedad. Al concebir nuestro malestar como enfermedad será fácil pretender curarnos mediante el modelo médico y la medicación pero no nos llevará a la solución real del trastorno.

Fobias


Las fobias que requieren atención psicológica son simbólicas, es decir, representan un evento extresante o traumático, no guardan en apariencia una relación estrecha con tales traumas.
Cuando la fobia data de mucho tiempo, los trastornos se han independizado de la causa y, en este caso, ya solamente hay que tratar los síntomas. Cuando la fobia es reciente es imprescindible tratar la causa.